miércoles, 20 de julio de 2011

Hoy fue un volver a la rutina. Un volver a lo de todos los días. Un retornar al infierno de la inadaptación social y a la inseguridad ante la interacción con el resto de los humanos. Fue un sentirme diferente, sensación que la costumbre me obligó a perder. En el día de hoy nuestra profesora de religión nos llevó a la capilla de la insitución. Luego de explicarnos que aquel era un momento de reflexión y espiritualidad muy profundo, realizó en nosotras ejercicios mentales a fin de incentivar nuestra relajación y fue repartiendo banco por banco, una carta enviada por "Jesús". Debíamos leerla y posteriormente elaborar una breve contestación en nuestro "cuadernito de reflexión". Esto fue lo que escribí:
(click para ver más grande)

1 comentario:

  1. "no me siento bien haciéndole una carta al aire" jajaj sos genial sol. La verdad son excelentes tus argumentos y estoy de acuerdo con cada uno de ellos; no sé como puede haber tantas personas que los ignoran, o como al menos ni siquiera se los cuestionan. Seguís escribiendo re lindo y fue re entretenido leer esta carta. Te quiero! lauri :)

    ResponderEliminar