jueves, 2 de febrero de 2012

Nunca más


Tecleando con furia, presionando cada uno de los botones con un generativo rencor interior. Ninguna desilución, exceso de obstáculos; la vida se interpone constantemente en mi camino impidiéndome llegar a lo que de verdad quiero. Más que un deseo, una necesidad. Más que una necesidad, un sentimiento. Más que un sentimiento, una fuerte emoción que ya no me encuentro capaz de controlar.
Pero el destino no volverá a reír de mi debilidad jamás; me convertiré en la persona más fuerte del mundo si eso fuera suficiente para cumplir mi objetivo. Temblando de miedo pero con la frente en alto y mayor seguridad que jamás tuve, enfrentaré a aquellos que perturben esta oportunidad. No voy a dejarla ir, NO VOY A DEJARTE IR. Sucedió en una ocasión de mi triste pasado, pero sobre mi cadáver sucederá nuevamente. Lucharé de pie como se debe hacer, y yo te juro, LA HISTORIA NO SE VA A VOLVER A REPETIR. Más allá del orgullo, más allá del prejuicio, más allá de tu notoria frialdad; mis palabras penetrarán tu alma y (espero) abrigarán tu interior. Mi alma... con la que tantas veces haz hecho conexión, charlará contigo abiertamente y luego me comentarán a que conclución arribaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario